@blackmirror – T4 es calidad de contenido original √

Escena del episodio "Arkangel", de la temporada 4 de "Black Mirror". / Cortesía de Netflix
Escena del episodio “USS Callister”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix

La temporada 4 de Black Mirror viene a dar una mayor descarga dramática a las originales ideas que surgieron en las temporadas anteriores, donde novedosos implantes van de la mano con una sociedad cada vez más dependiente de la tecnología, así como las denuncias sociales que cada episodio suele presentar. En ese mismo orden, y partiendo de lo ya creado previamente, algunos episodios pueden dar la impresión de ideas desgastadas, pero el tratamiento de las tramas de fondo y actuaciones acertadas, dejan por resultado 6 nuevos episodios muy valiosos de principio a fin.

Sin embargo, y al margen de los niveles artísticos implementados, hay ligeras inconsistencias en los diferentes capítulos que comparten un mismo universo fantástico. Es como si cada argumento se extendiera más de lo necesario para justificar los elementos tecnológicos presentados: implantes de monitoreos, realidad virtual alterna, tecnología robótica de persecución, dispositivos de regresiones mentales e artefactos fantásticas. En cada caso hay una historia interesante cuya calidad en la puesta en escena compite contra el desarrollo tecnológico presentado en los diferentes episodios, los cuales, al margen de ser bien aplicados, sus desenlaces no necesariamente terminan a la altura de las expectativas.

Kiran Sonia Sawar en el episodio “Crocodile”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix

Tal vez, el hecho de que son episodios y no largometrajes regulares (aunque uno de ellos dura 75 minutos), no permiten un mayor despliegue de lo concebido inicialmente. Profundidad en el desarrollo de tramas centrales, despliegue de fotografía que destaque detalles atractivos de paisajes, mayor tiempo para mejor entendimiento de sub-tramas y otros detalles son afectados por tratarse de ideas más atractivas para el cine, pero que al ser llevados a la pantalla chica se ven afectadas por su limitado tiempo.

La cuarta temporada de Black Mirror – una original creación de Charlie Brooker – tiene en común con las temporadas anteriores, que cuenta con un elenco de actores muy destacados en sus diferentes episodios, así como un equipo de reputados productores, escritores y directores. Sin embargo, algunos de los episodios presentados en esta temporada, así como en las anteriores, evidencian claramente que el hecho de tener un equipo conocido o destacado no es sinónimo de lograr un episodio exitoso.

Letitia Wright en el episodio “Black Museum”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix

A continuación detallamos los episodios que conforman la temporada 4 de Black Mirror, los que fueron producidos para su distribución a través de Netflix.

USS Callister

Dirige: Toby Haynes / Protagonizan: Jesse Plemons, Cristin Milioti, Jimmi Simpson

Una mujer se despierta en una nave espacial al estilo Star Trek donde la tripulación alaba a su entendido y audaz capitán, quien realmente es un reprimido diseñador de softwares que clona a sus compañeros de trabajo para esclavizarlos en un juego virtual.

Escena del episodio “USS Callister”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix 

Arkangel

Dirige: Jodie Foster /  Protagonizan: Rosemarie DeWitt, Brenna Harding, Owen Teague

Después de casi perder a su hija, una madre invierte en una nueva tecnología que le permite seguirla en cada etapa de su vida. Los problemas surgen cuando la madre ve más de lo necesario cuando su hija ya es una mujer.

Escena del episodio “Arkangel”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix 

Crocodile

Dirige: John Hillcoat / Protagonizan: Andrea Riseborough, Kiran Sonia Sawar, Andrew Gower

Una mujer entrevista a varias personas usando un dispositivo que le permite acceder a sus recuerdos. Todo se complica cuando ve los recuerdos de una frívola asesina.

Andrea Riseborough en el episodio “Crocodile”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix 

Hang the DJ

Dirige: Timothy Van Patten / Protagonizan: Charlie Brooker y Charlie Brooker

Junto con un programa de citas que pone fecha de caducidad en todas las relaciones, Frank y Amy pronto comienzan a cuestionar la lógica del sistema.

Joe Cole y Georgina Campbell en el episodio “Hang the DJ”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix 

Metalhead

Dirige: David Slade / Protagonizan: Maxine Peake, Jake Davies, Clint Dyer

En el paisaje post-apocalíptico de los moros escoceses, una mujer intenta sobrevivir en una tierra llena de “perros”, robots metálicos que cazan y eliminan a los seres humanos que se crucen en sus caminos.

Maxine Peake en el episodio “Metalhead”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix 

Black Museum

Dirige: Colm McCarthy / Protagonizan: Douglas Hodge, Letitia Wright, Daniel Lapaine

Una mujer ingresa al Museo Negro, donde el propietario cuenta sus historias relacionadas con los artefactos. Pronto las historias reveladas guardaran mortales relaciones con la actualidad.

Douglas Hodge y Letitia Wright en el episodio “Black Museum”, de la temporada 4 de “Black Mirror”. / Cortesía de Netflix 

@blackmirror  @netflix 

Acerca de Francisco Maldonado 1063 Articles
Crítico de cine, productor de TV y amante de la música pop-rock retro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*