#JuanitaPelícula es buen drama @LetyTonos que invita creer en segundas oportunidades √

Crítica a "Juanita". Es buena película de Leticia Tonos.

Cheddy García y Leticia Tonos durante la premier de “Juanita” (2018).

Juanita es un drama que retrata algo muy cotidiano en los países de Latinoamérica o subdesarrollados: la migración. La actual propuesta presenta esta condición desde el punto de vista del inmigrante cuando regresa a su patria, quien en la mayoría de los casos pasa por la encrucijada de que después de un tiempo lejos de su patria, puede llegar a convertirse tan extraño en su propio país, como en el extranjero.

Con esta premisa, su directora, escritora y productora Leticia Tonos, vuelve con una propuesta que la reconfirma como una embajadora y amante de la cultura popular dominicana, donde lo coloquial y característico sólo es una cortina que busca cubrir un poco el trasfondo social. Del mismo modo utiliza destellos de humor para hacer más llevadero este drama que juega mucho con las emociones y sentimientos encontrados.

Tito Valverde es Mariano en “Juanita” (2018). / Imagen cortesía Caribbean Films Distribution

Tal como lo hizo con La hija natural (2011) y Cristo Rey (2013), esta destacada realizadora se sumerge en el lenguaje rural o barrial para hacer que el público rápidamente se identifique con la trama, valiéndose no sólo del lenguaje del entorno, sino también de una fotografía de Luis Enrique Carrión que no necesita introducciones o explicaciones. Las imágenes de informalidad, muchedumbre y transporte, junto otros panoramas y paisajes característicos de Santo Domingo, contrastan eficientemente con el orden y ambiente general típicos de países desarrollados.

Juanita es una co-producción de República Dominicana y España, filmada en locaciones de ambos países y con una duración de 90 minutos. Trata sobre una inmigrante dominicana ilegal y un granjero español solitario que comienzan una historia de amor. Juanita y Mariano, quienes luego de vivir diferentes situaciones en España, viajan a la República Dominicana de retirada para comenzar una nueva vida, pero enfrentan ciertas dificultades en el interior de su propia casa.

Carasaf Sanchez y Ernesto Santana en la premier de “Juanita” (2018).

Quienes busquen ver una comedia o una película que resalta el espíritu de la navidad dominicana, no encontrarán eso aquí. Tal vez, su realizadora fue muy drástica al no querer que nada distraiga la atención y tono central de la trama. Además del ambiente característico de los barrios dominicanos, aprovechar lo pintoresco y colorido de la navidad dominicana hubiese dado mayor dinamismo a su película, sin que esto pudiese afectar la esencia del film (esto hubiese ayudado más en el proceso de post-producción y evitar transiciones tan simples en la edición).

En ese mismo orden, habría que destacar que en el guión faltó un mayor folclore en lo que representa una viajera que llega a su país después de varios años. Contrario a la realidad, en el film se vio muy poco esa efervescencia que se genera en los vecinos, familiares y allegados cuando llega alguien de “fuera”, donde muchos esperan ver qué les trajeron, qué anécdotas cuenta, además del constante sobresalto y ambiente festivo que eso implica. Por lo general, en mayor o menor grado, estas son situaciones que se dan independientemente de los problemas que pueda haber (apenas un par de escenas hicieron esa referencia, antes de que Juanita prácticamente perdiera el epíteto de viajera).

Ruth Emeterio es Sayonara en “Juanita” (2018).

Cheddy García, que ya había demostrado sus convincentes cualidades histriónicas para el drama con La lucha de Ana (2012), nueva vez hace más uso de su talento melodramático, que del humorístico, convenciendo en su rol de mujer desconcertada y deseosa de un mejor futuro para ella y su familia. Junto a ella está el español Tito Valverde (Pepa y Pepe, Todos los hombres sois iguales, 15 años y un día, El comisario), un experimentado actor del cine y TV que gracias a su sobriedad en escena y agudo timbre de voz capta la atención de inmediato.

El reparto también incluye a una convincente Milly Quezada (que además interpreta el tema musical de la película “Juanita no come cuento”), a un eficiente Carasaf Sánchez en su primer papel co-protagónico y a una destacada Ruth Emeterio, quien lleva su talento más allá del teatro. Smerlyn Navarro y Ernesto Santana, en los roles de hijos de la protagonista, evidenciaron que aún tienen mucho por aprender en esta profesión. Enrique Quailey y Jacqueline Estrella también intervienen.

Cheddy García y Tito Valverde en “Juanita” (2018). / Imagen via Caribbean Films Distribution

Juanita, que hace referencia a la tradición decembrina en la comunidad dominicana – debido al icónico merengue compuesto por la barranquillera Esther Forero e interpretado por Milly Quezada –  es una película poco pretenciosa que apela al gusto de los amantes de un cine dramático sin mayores artilugios, con algunos momentos de humor que refrescan una trama que invita a la reflexión y a creer en segundas oportunidades.

   @caribbeancine

Cheddy García y Tito Valverde en un promocional de “Juanita” (2018).

Acerca de Francisco Maldonado 1932 Articles
Crítico de cine, productor de TV y amante de la música pop-rock retro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*