@SawMovie ‏muestra cansancio de sangrienta saga √

Escena de "Jigsaw". / Imagen via Lionsgate
Escena de “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate

Jigsaw es un claro ejemplo de cómo puede involucionar una saga cuando presenta una historia desgastada, respaldada por guiones que pese a grandes esfuerzos terminan siendo predecibles y poco innovadores. Esto es todo lo contrario a Saw (2004), cuya innovadora historia y producción crearon buenos precedentes que van más allá del horror y de lo que son los slasher movies.

Michael Spierig y Peter Spierig, que ya han demostrado dominar la mezcla eficiente del suspenso y acción (Predestination, Daybreakers), dirigen este film que tuvo un presupuesto de producción de 10 millones de dólares.

James Wan, que dirigió el primer film, al igual que las películas anteriores es productor de la actual. El guión fue escrito por Pete Goldfinger y Josh Stolberg, con lo que se buscaba diferenciar en alguna medida los guiones de los filmes anteriores escritos por Leigh Whannell (también actor de las primeras 3 películas).

Escena de “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate

Algo similar sucedió con Ben Nott, quien sustituye como director de fotografía a David A. Armstrong, responsable de este departamento en las cintas anteriores. No obstante, la música original es responsabilidad de Charlie Clouser, quien ha estado presente en las 8 películas que conforma esta sangrienta serie de Twisted Pictures y Lionsgate.

Con una duración de 92 minutos, Jigsaw cuenta con las actuaciones de Matt Passmore, Callum Keith Rennie, Clé Bennett, Hannah Emily Anderson, Laura Vandervoort, Paul Braunstein y Mandela Van Peebles, entre otros. Pese a lo que suele suceder con el papel que caracteriza, Tobin Bell se las ingenia siempre para estar presente en todas las películas con su enigmático rol de John Kramer, alias Jigsaw.

Laura Vandervoortes Anna en “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate

Los acontecimientos de esta nueva entrega se desarrollan 7 años después de la última película (Saw 3D), cuando cuerpos están apareciendo en la ciudad, cada uno de los cuales fueron secuestrados y horriblemente asesinados. A medida que avanza la investigación, la evidencia apunta a un sospechoso: John Kramer, el hombre conocido como Jigsaw, que ha estado muerto durante diez años.

Pese a los esfuerzos de los hermanos Spierig, Jigsaw no logra concitar el mismo nivel de atención o aceptación de las películas anteriores, independientemente de que en esta oportunidad las grotescas y sangrientas trampas están más acorde con la actualidad. Lo mismo sucede con la parte argumental desarrollada en el guión, donde el factor sorpresa sencillamente no tiene la efectividad esperada.

Callum Keith Rennie y Clé Bennett en “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate

Sin embargo, hay que destacar que sigue funcionando bien el recurso de tratar de confundir al público mediante acciones desarrolladas en tiempos diferentes y mezcladas cuan si se desarrollaran en el presente. Como es ya lo habitual, en el desenlace se esclarece todo a manera de flashbacks, alternando con el momento cumbre de la propuesta y con resultados que ponen a prueba los ejercicios mentales hechos por el público durante el trayecto del film.

Un evidente ejemplo del descenso en la acogida del film, es que a tres semanas de su estreno ha recaudado mundialmente $ 61.1 millones ($ 30.4 en USA), mientras que Saw 3D, que se hizo con $ 20 millones, recaudó en el 2010 $ 136.1 millones a nivel mundial ($ 45.7 en USA). En ese entonces Lionsgate entendió que la saga necesitaba una pausa para renovarse y no saturar, pero ahora, siete años después, luce mucho más anémica en todos los sentidos.

Escena de “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate

A continuación citamos un orden cronológico de la aceptación taquillera de las películas anteriores de esta saga (fuentes IMDb / Box Office Mojo):

  • Saw (2004) / Inversión $1.2 M / Recaudacion $103.9 M ($56 M en USA)
  • Saw II (2005) / Inversión $4 M / Recaudacion $147.7 M ($87 M en USA)
  • Saw III (2006) / Inversión $10 M / Recaudacion $164.8 M ($80.2 M en USA)
  • Saw IV (2007) / Inversión $10 M / Recaudación $139.3 M ($63.3 M en USA)
  • Saw V (2008) / Inversión $10.8 M / Recaudación $113.8 M ($56.7 M en USA)
  • Saw VI (2009) / Inversión $11 M / Recaudacion $68.2 M ($27.6 M en USA)
Escena de “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate

Jigsaw es una película destinada a los amantes de un cine sangriento, con aire de ambiente Gore, pero mayormente enfocado al subgénero slasher movies. También supone ser el regreso de una saga que busca adaptarse a la actualidad y recuperar cierto terreno perdido. (Regular)

@SawMovie @Lionsgate  ‏

Paul Braunstein, Laura Vandervoort y Mandela Van Peebles en “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate
Matt Passmore es Logan Nelson en “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate
Hannah Emily Anderson es Eleanor Bonneville en “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate 
Callum Keith, Hannah Emily Anderson y Matt Passmore en “Jigsaw”. / Imagen via Lionsgate